MANSEDUMBRE

                 MANSEDUMBRE

Un día – Hace ya tiempo- fui cómo tú:

dura y arisca, tan rebelde

que no alisaba el aire mis cabellos,

tan terca, que me vestía de espaldas

de atrás hacia delante y nunca caminaba

despacio.

Sí. Ahora me ves tan débil,

tan vencida…

que cuesta imaginarme antes erguida,

dura y desafiante como los brotes

de cáñamo en el río…

Hoy se que es más fuerte la hierba delicada,

la rama que parece doblarse…

pero tú no lo sabes todavía,

porque aún eres tan joven 

que no escuchas

más que la voz del aire que te trae

olor a libertad, sueños

y fugas siempre hacia delante

sin volverse a mirar

de dónde nacen

y hacia dónde caminan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s