“…Soñaba que todo era un sueño y pensaba, en su condición de soñante,

que ninguna pérdida importaba, pues no era real y entonces se asustó,

pues le vino a la mente la condición de su propia irrealidad y se aferró al

despertar para no seguir soñando…”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s