El silencio de la montaña (Conversaciones con la montaña III)

Lloro mansamente mi humanidad. A la vera de la montaña me he acercado para llorar. Lloro por la arrogancia que he sentido. Por pensar que, por un momento, podía cambiar las cosas. Por creer que  el tiempo, el espacio y la forma significaban algo. El silencio me enseña a verme: tan pequeña,tan diminuta y tan metida en el centro de la corriente que no puedo distinguirme.

La montaña me escucha y me habla. Me dice:

-No importa, nada es tan importante, ni siquiera tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s