De barro

Soy de barro, mujer.

Mis manos se deshacen.

¿Por qué me pides torres,

almenas, manantiales?

¿No te basta el calor

de mi cuerpo en la noche?

¿El mapa de mi pecho

no te acoge bastante?

Si me pidieses versos

quizá podría soñarte

a la luz de tus besos

e inspirarme besándote…

Más si me pides mundos

de arena terrenales,

o lunas más lejanas

que mis sueños de aire

¿Qué podré darte, reina,

si mi reino no cabe

en tus ojos sin límite

dónde yo no soy nadie?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s