AYER…

Ayer era una nube,
que poblaba mis ojos,
la que mojaba
de húmeda nostalgia
mis vestidos.
Ayer la nube
se perdió en el bosque
que lleva a tus dominios.
Y fuiste tú, arco iris,
quien tendió
el puente de los sueños
que ahora lucen,
tímidos y descalzos,
danzarines,
en mis ojos recién amanecidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s