Breve

Tu mueres cada día,
en las sombras que pasan
sin nunca detenerse.
En la luz que por momentos
te atraviesa
borrándote minuto
por minuto.
Por mas que intentes pervivir,
como sea,
en ese verso escrito,
en el árbol que plantaste ayer
o en la vida de tus hijos.
Sabes,
aunque lo niegues,
aunque calles,
que vivir es morir,
lentamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s