Si tú no fueses…

Amor, si tú no fueses tan verdaderamente irresistible,

si tu cuerpo de luz no poseyese

esa cálida sombra que me llama, obscena,

por mi nombre.

Si fueses sereno como el agua, que baja al valle

desde el monte,

o siquiera, como esos tantos cuerpos

que tropiezo en la calle sin buscarlos.

Amor, si fueses, como esa hambre pequeña,

que se calma con pan, con fruta verde,

y no ahonda en el pecho…

Pero no. Que tú tienes que ser irrepetible,

para que yo te crea único en la tierra.

Tienes que encarnar mi hambre de mil vidas

asolando mi alma y conduciéndola

a ese punto inflexible de tu beso

en el que ya no tenga voluntad,

y así, tenga que amarte

sin remedio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s