Tal día como hoy…

Abro mis ojos y te veo aquí.

¿Cuántos siglos han pasado en el tiempo de mi alma?

¿Cuán cansada está la tuya de no encontrarme?

Me he perdido,

en las horas furtivas de sueños desvelados,

en abismos de niebla vaporosa rozando

los límites borrosos de mis pasos mal dados,

en nubes fugitivas de abriles encantados

o en noches de noviembres cabizbajos y helados.

No te he visto conmigo cuando borré ese rastro

en el cristal de sombras adheridas cuajando.

No te vi, vida mía, cargándome en tus brazos,

lavando mis heridas sin pedir más a cambio

que te viesen mis ojos, tal día como hoy,

al despertarme a tu lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s