Negro sobre blanco

Me convertí en pasado, sin quererlo.

Un mal día, amanecí en tus ojos vestida de recuerdos,

colgada de las horas, muertas, de la desidia.

La foto de otro tiempo me miraba mohosa,

desde ese marco antiguo que pinté en otra vida.

El olor de las sábanas me hablaba de tu ausencia,

de ese sudor de viernes que no se seca nunca.

No supe en qué momento pudiste despertarte,

ni en qué maldito hueco guardé tus zapatillas.

¿Por qué será que el tiempo se deshace a sí mismo?

¿Por qué pinta en color lo que en blanco despinta?

No quise sino ser esa que se ha olvidado

de recordar la fecha en que el amor caduca.

Y ahora que miro al fondo de la foto

me pregunto quién fui y qué quería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s