Un trozo de tu vida

Dame un trozo de tu día.

Un trozo pequeño.

Si quieres, como el rayo

de luz que al mediodía,

se abre paso

a través de la cortina

e ilumina ese mundo

fantástico que pintas.

No quiero más

que ese breve descanso

en el que miras

a través del cristal,

hacia las calles

que no has pisado nunca.

Que yo no quiero ser

esa costumbre

que te espere en tu casa,

sentada en el sofá,

con bata y zapatillas.

Esa promesa antigua

que se pegue en tus labios

cada vez que te olvidas

de que estoy a tu lado.

No. Yo sólo quiero un trozo

de ese azul luminoso que

es el cielo que pintas.

Yo sólo quiero un trozo

pequeño de tu vida,

Un instante, una noche,

¡completamente mía!

 

Audio del poema con la voz y realización de Verónica Murillo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s