Sublevación

Una luz encendida y la casa en silencio.
Las manchas de humedad creciendo
en las esquinas.
Una llama se aviva en la noche y avanza,
prendiendo en las cortinas. Quema.
Arrasa. Estalla los cristales. Salta. Corre:
incendiando la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s