Nada

Porque no me conoces,

nada sabes

del turbio azúcar que en mi sangre cuaja

en almíbar amargo cuando bebes

de mis besos de agua.

Porque no me conoces,

nada sabes

de mis pasos sin ti cuando la noche

me alcanza.

Te crees que soy

tuya en la voz,

el cuerpo,

el alma; sin medir lo imposible de tu sueño:

¡Ni mía siquiera soy!

No sabes nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s