Fuenteovejuna

Hay un mundo cayendo tan deprisa que no da tiempo a verlo.

Un mundo sin medida deshaciéndose

en medio de otro mundo sin remedio.

Un mundo que se hunde, silencioso,

desprovisto de armas que no sean más que antiguos recuerdos,

que nadie osa sacar a relucir

ahora que luce el nuevo orden tan rebuscado, tan ficticio,

de robots sonriendo.

Y en este mundo very happy  de flores pintadas

y frases de autoayuda barata,

alguien recoge el último escombro de aquel otro

mundo incinerado,

aquella antigua Pompeya, y pregunta:

¿Quién de vosotros escondió la mano al tirar la piedra?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s