Ahogo

No se beber de a poco.

Abres las manos y el agua brota a manantiales.

Bebo

y la sed crece mientras voy bebiéndote,

inundando mi pecho.

No se beber deprisa y la garganta

se cierra al aire llena de tanta agua.

Mis pulmones se vuelven dos esponjas

mientras intento pronunciar tu nombre:

completamente ahogada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s