Sin trono

Rebusqué por las calles tu limosna.

El sonido candente de tu voz

ese gesto perdido de tu boca,

la expresión absoluta de tus ojos

venciendo mi derrota.

-Príncipe de mi abismo- las batallas

las he librado sola

contra el inmenso muro de tu orgullo

presidiendo las horas

agotadas en verte andar de espaldas

a mi noche y mi aurora.

-Nunca más- el silencio

es la única respuesta que no sobra.

La calle sin tus pasos la salida

que da luz a mis sombras.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s