Sombra

Por tus haces de luz toco la sombra

que reviste tu cuerpo adelgazando

la delicada tela de tus sueños

nutridos a la orilla de ti mismo,

mutilados al filo de un destierro

que te aleja de todo lo que amas,

cobrando en cada ausencia el alto precio

de saberte olvidado, oscurecido,

vencido por el miedo;

y no es sino mentira esta materia

que oscurece la luz que llevas dentro:

ese niño asomándose en tus ojos,

vestido de guerrero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s