La llamada

 

Una llamada. Una sola.

Lo había sabido por su prima. El viejo había partido, y esta vez para siempre.

Cuando acabó la última botella que le quedaba y comenzaron a escocerle los ojos por el humo, salió del apartamento. Recorrió sin rumbo alguno las calles mojadas del casco antiguo de la ciudad hasta que se hizo de noche. Entonces la vio, como si le saliese al encuentro, plantada en mitad de la calle. Una cabina telefónica. El anonimato. Se metió dentro y marcó el sempiterno número, grabado en su memoria desde que tenía cuatro años. Necesitaba oír su voz. Solamente quería oír su voz. La de ella.

-¿Sí?

-(…)

-¿Sí, dígame? ¿Quién llama?

-(…)

Colgó el auricular y se sentó en el suelo de la cabina, aferrando con ambas manos las rodillas, como si luchase por inmovilizarlas; mientras musitaba en voz muy baja una palabra, la palabra que, minutos antes, no había sido capaz de pronunciar.

MVF

Relato basado en la imagen, elaborado para la sección Viernes Creativo (elbicnaranja.worpress.com)

 

Anuncios

4 comentarios sobre “La llamada

  1. Me ha encantado. El micro lo tiene todo. Esa palabra final omitida lo deja a un nivel muy alto, haciendo que el texto se pegue al lector, devanándose los sesos por averiguarla. Parece mentira, si la hubieras recogido creo el micro se hubiera resentido. Una historia mostrada, retando al lector para darle forma. Muy, pero que muy bueno. Un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo secundo el comentario anterior. La elipsis de la palabra hace crecer el relato como la espuma. Es muy bueno. Muchas veces no hay que verbalizarlo para dar de lleno en el corazón del lector. Qué cada cual ponga la suya, je, je. Sólo una puntualización: en el primer párrafo, hasta que no lees un poco más (luego lo deduces, claro está), parece que es el viejo el que, después de acabar la botella, se larga. En mi opinión, un punto y aparte después de “… para siempre”, lo dejaría más claro. Pero vamos, esto es sólo una opinión, por supuesto. En cualquier caso, el relato se merece mis más sinceras felicitaciones
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias, Isidoro. Me alegra mucho que te haya gustado.

    En cuánto a lo que comentas: como abro el relato con la frase: “lo había sabido” (¿el qué? que el viejo partiera) creí que el sujeto quedaba bastante claro; pero tienes razón en tu sugerencia, porque el punto y aparte hace que se vea mejor.

    Gracias otra vez por tu lectura y palabras. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s