La decisión

 

En el fondo, un@ siempre finge deliberar mentalmente para tomar una decisión que, en realidad, ya ha tomado desde el primer momento.

(MVF)

 

Alicia se debatía en medio de una encrucijada. ¿Qué camino seguir? El gato había sido claro al decir: “Si no sabes adónde vas, entonces poco importa el camino que tomes” pero ella no estaba del todo conforme con esta afirmación. Cierto que no podría precisar todavía hacia dónde se dirigía, pero tenía muy claro adónde no quería ir. Ante ella se abrían dos caminos: uno amplio y despejado, llano y tan largo que no era posible percibir ningún horizonte; el otro, serpenteante y estrecho, parecía ascender a lo alto de una montaña. Alicia se estrujó la cabeza tratando de poner en marcha la tormenta de ideas que solía darle resultado cuando tenía que inventar algo, como las redacciones en las clases de la escuela. Mentalmente trató de ordenar la información de la que disponía:
El camino más amplio parecía cómodo, fácil, sin duda frecuentado por los muchos que con toda seguridad habrían optado por recorrerlo antes que ella. Seguro que eran una gran mayoría la que eligió el terreno despejado a la espera de llegar a buen puerto. El otro camino era estrecho, tortuoso, difícil, parecía ascender a lo alto de alguna cumbre, quizás una ermita, puede que un mirador, lo que no podía negarse es que las vistas tendrían que ser estupendas, lo suficiente como para compensar la subida. Recordó que la elección más difícil suele ser la más acertada en todos los cuentos que se precien y, por tanto, no le quedaba más opción que la de aventurarse en su recorrido y entonces, todo ese debate mental no había sido sino un falso recurso de su conciencia, por lo demás siempre tan previsible. Por si acaso, sacó su linterna y revisó las provisiones que le quedaban. La jornada prometía ser larga.

 

Relato basado en la imagen elaborado para la sección Viernes Creativo de El bic naranja (wordpress):

https://elbicnaranja.wordpress.com/2016/11/11/viernes-creativo-escribe-una-historia-165/

 

Ilustración: Oprisco.

Anuncios

6 comentarios sobre “La decisión

  1. Un relato que puede ser el principio de muchos. Un comienzo que deja muchas puertas abiertas. Sabes, estoy muy de acuerdo con esa aseveración, cuando parece que se delibera mentalmente, en realidad, la decisión ya está tomada. Una conciencia previsible toma el caminó más difícil, responsabilizándose de dar creatividad a su propio cuento. Una postura valiente que, a buen seguro, termina bien.
    Un placer leerte Manoli. Y muchas gracias también por tus lecturas y amables comentarios.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti, Isidoro. Leer tus escritos y comentarios es siempre un placer 😉
      Respecto a lo que dices sobre la deliberación, yo lo enlazo aquí con el libre albedrío, ¿hasta qué punto estamos condicionados a tomar una determinación cuando con la suma de nuestras circunstancias, genética y forma de proceder solo hay una opción que se ajuste a nosotros? a mí es que siempre me gustó divagar…

      Me gusta

      1. Ja, ja, ja. Me gustan las divagaciones. Ese el debate del siglo Manoli. ¿Elegimos libremente? Para todos los gustos habrá respuesta. Yo, que soy un asiduo de la CiFi, recuerdo como el gran Asimov, en su serie de La Fundación, planteaba la existencia de una ciencia que llamaba “psicohistoria” y que postulaba que el comportamiento de una masa de gente (cuanto mayor sea más fiable el resultado) es tan predecible que se puede estudiar como si de hechos históricos se tratasen, pero en el futuro.
        No sé. Yo solo sé que, sea libre o sea condicionado por mi genética o por lo que sea, cuando escribo, lo hago porque me gusta, como ahora.
        Besos

        Le gusta a 1 persona

  2. Una buena serie la que mencionas, Isidoro, y buen planteamiento el de Asimov, con esa psicohistoria que como ciencia de la observación tanto podría enseñarnos…

    Condicionados o no (con todas nuestras influencias) es importante disfrutar lo que hacemos y también en esto estoy de acuerdo contigo: en mi caso, yo escribo porque lo disfruto y lo sufro (en el sentido de que lo necesito) a partes iguales 😉

    Besazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s