El ventrílocuo

Microrrelato  elaborado en el día contra el maltrato y la violencia de género

Basado en la imagen que propone Ana Vidal en sus Viernes Creativos (el bicnaranja)

 

weronika-gesicka

(Foto: weronika Gesicka)

EL VENTRÍLOCUO

Marco, el ventrílocuo, era todo un personaje en el barrio. Sus espectáculos de los viernes en el café Ginebra, eran los más esperados por la comunidad. Guapo, simpático, y con una más que cultivada elegancia, no había reto que no superase ni mujer que se propusiese conquistar que no cayese bajo su influjo. Ante mis recién cumplidos dieciocho años, Marco se erguía como un auténtico ídolo al que venerar; por lo que, cuando aquel frío viernes de finales de los noventa me invitó a tomar café en su casa después de compartir bromas y ocurrencias al termino de su actuación, no me lo pensé dos veces.

Su casa estaba decorada con muy buen gusto y en la sala, la chimenea estaba prendida. Yo me senté junto al fuego para calentar las manos y fue entonces cuando, pronunciando un nombre que no era el mío,  se acercó a mí con una extraña máscara murmurando disculpas por haberme desfigurado el rostro.

Enlace a la página:

https://elbicnaranja.wordpress.com/2016/11/25/viernes-creativo-escribe-una-historia-167/

Anuncios

10 comentarios sobre “El ventrílocuo

    1. Cierto, Ángel. Tus palabras dan de lleno en la diana: la afrenta hecha a una mujer es una afrenta que atañe a tod@s y eso mismo he querido señalar en mi relato: Muchos rostros y un solo cuerpo cayendo, una y otra vez, bajo un mismo yugo: el de la injusticia y la sinrazón.

      Otro abrazo para ti, compañero.

      Me gusta

  1. Lo terrible de la historia que narras es ese infierno emocional, agresor pidiéndole disculpas a la mujer por algo que volverá a hacer. La resignación que parece embargar a ella, una muerte en vida. Sobrecoge pensar que esta historia no es, en absoluto, ajena a la realidad. En fin, recemos porque algún día se erradique esta lacra. Un abrazo, Manoli.

    Le gusta a 1 persona

    1. Certero comentario, David, que recoge el tema del micro: esa rueda de una y otra vez, ese “nunca más” que no llega, esa lacra que se repite y tenemos que erradicar entre todos.

      Otro abrazo para ti, compañero.

      Me gusta

  2. Me ha gustado tu relato, imagen de una cruda realidad. Admiro la imaginación que has volcado en interpretar la imagen, con unas letras más que elocuentes.
    Perdóname si te pongo una pega pero si no lo hiciera no sería totalmente sincero: entre lo que se presenta como la primera cita y cuando le da la máscara para cubrir su desfigurado rostro parece que falta algo, pues se presenta la acción de un modo continuo cuando no pudo ser así. No se si me explico… a lo mejor soy en exceso puntilloso pero es la sensación que me ha dejado. Lo que, por supuesto no quita un ápice de valor a lo dicho anteriormente.
    Un beso grande, Manoli

    Le gusta a 1 persona

  3. Muchas gracias por tu opinión y apunte, Isidoro. Este relato, por lo que he podido ver, ha desencadenado interpretaciones ambiguas, según se haga la lectura. Me explico: el problema está en el “espacio en medio” como bien dices, que he dejado a propósito para dejar que el lector lo rellene. Pero tú has interpretado aquí que el rostro de la chica está desfigurado, cuando lo que narro es que “nombrándola con otro nombre que no era el suyo, le pedía perdón por haberle desfigurado el rostro”, y esa es la cuestión: No se está refiriendo a ella, sino a una mujer del pasado que él ve en todas las mujeres y, en ese ademán de acercársele con la máscara de la otra puede que intente de nuevo algo…

    Ese es (o era) el secreto de este ventrílocuo: lo que guardaba tras su apariencia.

    Como siempre, agradezco mucho tu visita.

    Besos.

    Me gusta

  4. Es posible que el relato, tal como está, no se vea del todo claro. Quizás se viese mejor con un diálogo pero, si no lo puse, fue porque quería jugar con esa sorpresa de darle un giro al lector mostrándole el “modus operandi” de la psique del personaje, no se… dejarle rumiar con la ambigüedad que subyace detrás de lo aparente (y se que me explico fatalísimo, pero no se mejor :p )

    Muchos besos 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s