Sola hasta hoy

otra-margarita
Pintura: “¡Otra Margarita!” (Joaquín Sorolla)

 

Sola en el mundo. Ante los hombres y ante dios. Siempre sola.

Sola cuando intentó que no sucediese. Sola cuando sucedió. Cuando descubrió que el pecado, pese a todo, había enraizado en su interior y pretendía dar fruto. Sola, los nueve meses de gestación.

Había luchado para que esa vida no germinase, para no traer al mismo infierno en el que ella estaba, a una víctima más o, en el peor de los casos, a otro miserable criminal. Pero no hubo forma. Todos los brebajes que tomó, todos los remedios que intentó aplicar, fracasaron en su intención, y la vida siguió, como las malas hierbas, siempre adelante.

 No era más que una mujer sola. ¿Dónde estaban los guardianes del orden cuando los necesitó? Cuando su voluntad fue forzada, cuando lo perdió todo… Nadie le tendió una mano. Luchaba por  sobrevivir trabajando de sol a sol, sin más recompensa que un mendrugo de pan y un plato de caldo desgrasado. Hay actos ilícitos que se parecen a una obra de caridad. ¿Para qué dejarle crecer entre el frío y el hambre? En un mundo sin medicinas, sin ropa, sin calor, esperando a que las fiebres y la miseria se lo llevasen. Cuando lo tuvo entre sus brazos, su mente dijo no.

Hoy, por fin, va acompañada. La conducen, como a un vulgar reo a su condena que, para ella, es lo más parecido que conoce a la libertad.

                                                                                                            

                                                                                  ©Manoli VF

Texto basado en la imagen, elaborado para el blog grupal de escritura creativa Nosotras, que escribimos.

http://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/02/sola-hasta-hoy_20.html

 

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Sola hasta hoy

  1. Brutal, Manoli. Redondo de principio a fin. Y fíjate que me temía un final edulcorado, en el que el niño le hiciera conocer la felicidad o algo por el estilo. Afortunadamente, no. Un final lógico, desgarrador, coherente pero no por ello menos impactante. Me ha gustado mucho. ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, David. Lo más doliente del tema es que está basado en una historia real. Cuando una compañera propuso, como ejercicio de escritura, este cuadro, me documenté sobre él, pues no lo conocía, y me impactó saber que el propio pintor asistió a esta escena (la detención de una presunta infanticida) que tan bien supo después plasmar en el lienzo. Viendo el aspecto con el que representó a la mujer, me imaginó que el impacto que le supuso como espectador fue grande.

      Esta versión es mi granito de arena. Celebro que te haya gustado.

      Abrazo grande 😉

      Me gusta

  2. Impresionante. Me ha encantado. Ya estaba alucinando con tu visión del cuadro, pero cuando dices que, en base, esa era la historia real, me ha impactado más si cabe. Igual que a ti te ha inspirado para escribir un relato como éste, porque cuando mejor se escribe es cuando algo nos cala. Como ya dice David, con quien coincido totalmente, es un relato coherente y contundente, muy bien escrito.
    Un beso grande

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias, Isidoro.

      En este cuadro, según se dice, Sorolla aborda la temática social, y el título: “¡Otra Margarita!” va en referencia a la obra de Goethe “El drama del doctor Fausto”, en el que la protagonista, que se llama Margarita, es encarcelada por matar a su hijo. Se dice que el pintor, en uno de sus viajes, asistió a una impactante escena similar (de ver llevar a una mujer detenida, puede que acusada de lo mismo ) que, posteriormente reflejó en su pintura. Esta fue la base de la que partí. Desconozco la historia real, los motivos o desencadenantes, y mi texto, en este sentido, es puramente imaginario. He intentado leer en el alma de esa mujer cabizbaja y esto ha sido lo que se me ocurrió. Siempre he creído que detrás de cada culpable hay un sistema que no funciona, pero no cabe duda de que este es un tema muy muy complejo y difícil de abordar.

      En este caso me dejé llevar de la imaginación, y me alegra inmensamente saber que te ha gustado.

      Un beso muy grande, Isidoro 😉

      Me gusta

  3. Sobre cogedor, Manoli. Esa pintura, que tuve la suerte de ver en vivo, siempre me ha llamado la atención. Tu relato la ilustra perfectamente.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s