Escondido

Foto: Christer Strömholm

Me escondí allí. Mateo se quedó mirando traspuesto las piernas de la bailarina mientras contaba al escondite, y no me vio. Yo me metí debajo del escenario, y era como estar dentro de la tierra. Como estar dentro de la barriga de un tambor y sentir sonar toda la batería. Cuando mis oídos integraron todos los sonidos dejé de existir y me convertí en música, y fui la composición no encontrada, la partitura no leída, la historia no cantada, la noche oscura.

© MVF

 

 

Texto basado en la imagen elaborado para los Viernes Creativos

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/03/31/viernes-creativo-escribe-una-historia-181/comment-page-1/#comment-5945

Anuncios

6 comentarios sobre “Escondido

  1. Me encanta Manoli

    ¡Qué buena interpretación! Mirar la foto y ver a alguien debajo del escenario, es como darle la vuelta y leer una dedicatoria que hayan escrito por detrás (bueno, en este caso, con las imágenes digitales, es un poco más difícil, ja, ja) Porque comenzamos con lo visual, lo real, el niño que observa las piernas de la bailarina. Y nos vamos a lo escondido, lo que no se ve en la foto pero que está ahí: el sonido, que lo envuelve todo con su magia. La música que nos transporta hasta los límites, en cuya compañía, no tenemos miedo a la noche oscura. Sabes, siempre pensé que la música es el mejor invento del hombre. Y creo que hasta la escritura y la literatura nacieron de ella, de la necesidad de comunicar, de expresar, de recordar y reproducir que ya tenía el hombre prehistórico… La rueda es un invento sobredimensionado, ja, ja

    Un beso muy grande Manoli
    PD: A tu pregunta en un comentario anterior, yo no tengo ni colaboro ahora mismo en más páginas que mi blog. De momento no me da el tiempo para otra cosa. En un futuro, ya veremos. Pero te agradezco mucho el interés Manoli. Es un placer contar con tus visitas y tus palabras

    Me gusta

  2. En el caso de esta foto, la propuesta que se nos hizo fue literalmente “que pusiéramos el foco en lo que no se veía” que contáramos lo incontable, y es verdad que la mayoría se fijó en el niño, que es hacia dónde se dirige la vista en un primer momento, yo fui la única que se fijó en lo que no se veía, pero que estaba ahí: la oscuridad, en este caso debajo del palco. Desde el primer instante puse mi foco estaba ahí, bajo el escenario. Integrar después la música con la oscuridad fue como dormir y soñar.

    Yo también pienso, Isidoro, y además lo he leído justo ayer, que la música es el primer arte del que nacen o se inspiran todos los demás o, al menos, en su mayor parte.

    Respecto a lo de escribir en varios lugares, se necesita el momento y el tiempo, y estar en ello. Yo últimamente pienso que escribo hasta cuando no escribo, pero es el momento en el que estoy ahora. Encantada también de compartir estas opiniones (o confidencias) cada vez más largas jajaja

    Besazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s