Mañana…

Con cámara y sin cámara (Michael e Inessa Garmash)
Ella no lo llamaría bailar. Observa con desgana, casi con desdén, los pasos de sus alumnos. Qué cansado es ceñirse a estos bailes, contemplar, como quien ve llover desde la ventana esperando a que escampe, los torpes movimientos. Ella se siente grácil, ligera como una bailarina del viento. Le gustaría sacudirlos, insuflarles el aliento de la danza libre, en toda su plenitud, pero en la asociación no hay cabida para estas cosas. “Pídeles que bailen lo de siempre. Es lo único que quieren” fueron las palabras de su madre. Así que está ahí, viendo como sus pies se mueven. Bien. Mañana será otro día, piensa. Mañana intentará convencer de nuevo a la directora para que le permita crear su propio grupo de baile. Entonces bailarán al ritmo de los sonidos de la madre naturaleza, entre cascadas de agua y trinar de pájaros, entre olas de mar y repique de metal en los cristales, crujir de madera y hojas secas, roce de cuerpos oliendo a bosque, alas de libertad sobre el beso del viento. Mañana…
 

 http://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/04/manana.html

Texto basado en la imagen, elaborado para el blog de Escritura Creativa Nosotras, que escribimos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mañana…

  1. Un nuevo relato que te leo hoy y que viene a hablar del algo que ya hemos comentado: la música como principio de toda creación artística. Y no solo eso, sino como consecuencia del ritmo, de ese equilibrio que la naturaleza nos ha enseñado y que pocas veces queremos escuchar. Quizás también contemplando una pintura podamos oír ese ritmo de la naturaleza, de lo bello, lo efímero… “alas de libertad sobre el beso del viento”… Creo que puedo ver aquello que la chica del óleo está contemplando mientras piensa: “Todavía tienen mucho que aprender. Cuánto me gustaría enseñarles”, ja, ja
    Y de nuevo hasta pronto, quien sabe, quizás en breve
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí… esas ganas de romper los moldes y crear en libertad, seguir al instinto, a la naturaleza en la que las aves saben cantar sin ir a clases de canto, solo por cantar… Sí, esas alas de libertad sobre el beso del viento es lo que sueña mi bailarina.

      Muchas gracias, Isidoro, mil besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s