Aires de cambio

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, cielo y exterior
La turista por Vadim Borovykh

Cuando avistó el puente suspiró, liberada, por primera vez en mucho tiempo. El verano ruso era lo más parecido a la fresca primavera o los primeros albores del otoño de su región. Después del año maratoniano que acababa de pasar, había decidido tomarse un largo descanso. No soportaba seguir viviendo en el mismo sitio, recorrer los mismos caminos de regreso a la soledad de su casa, como si nada hubiese pasado. Como si los árboles no siguiesen siendo los mismos que acogieron las promesas de amor que habían hecho bajo sus ramas. Como si las farolas, los cafés, las paradas del metro y hasta el empedrado de las calles, no fuesen mudos testigos de sus noches, sus horas compartidas, el eco acompasado de sus pisadas. Ahora, descalza y apoyada en el muro, de espaldas al río Volkhov, saboreaba en toda su intensidad la experiencia de sentirse turista en una tierra nueva. Había venido por unas semanas pero, contemplando las formas cambiantes de las nubes, se le ocurría que quizás estaría bien dejar que decidiesen las circunstancias.

                                                                           Manoli VF

 

Texto basado en la imagen, elaborado para el blog de Escritura Creativa Nosotras, que escribimos.

http://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/05/la-turista.html

Anuncios

2 comentarios sobre “Aires de cambio

  1. Contigo, todo es empezar, ja ja. Cuando llego a una entrada tuya, luego nunca viene sola… Y me las leo de tres en tres.
    Y la cosa va de esculturas, ja ja
    Está claro que la imagen te ha hecho soñar… Ciertamente, resulta evocadora… El río, los pies descalzos, la pose… Has dado rienda suelta a la imaginacion y seguro que, por un instante (eterno) te has visto contemplando las nubes en una ciudad rusa y pensando en si volver. Bueno, por eso escribimos, no? Me gusta. Yo lo hago siempre que puedo… El escribir, claro
    Otros besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Así mismo ha sido, Isidoro. Estos ejercicios son meros entrenamientos que intentan no más que capturar un instante y reflexionar sobre él, sin grandes pretensiones, solo para ver qué surge. En este caso, ” mi” turista decidió alargar su estancia…

      Gracias de nuevo. Besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s