Amigas y más

Fotografía de Ron Dillon, que forma parte de las ganadoras del Concurso Best Engagement Photos 2017

 

Cuando se abrió el telón, en medio de la algarabía del público, ambas mujeres fijaron, expectantes, su vista en el escenario, en el que, al ritmo de la mítica canción de Mecano, dos siluetas se descolgaron, una por cada lado de la sala, aproximándose, espalda contra espalda, hasta converger en el centro.

Las dos amigas de la infancia, cuyos caminos se habían bifurcado por desavenencias irreconciliables, no pudieron menos de reaccionar ante el golpe de efecto de las equilibristas –sus hijas- quienes, soltándose el cabello, se dejaron caer en vertical, sujetándose de un solo pie para aferrarse de las manos y sellar, en el aire, su unión con un beso, mientras el público coreaba en pie, y a voz en grito, la canción que ellas estaban representando: Mujer contra Mujer.

 

                                                                            MVF ©

Texto elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja

MVF

las equilibristas -sus hijas- quienes, soltándose el cabello, se dejaron caer en vertical, sujetándose de un solo pie para aferrarse de las manos y sellar, en el aire, su unión con un beso, mientras el público coreaba en pie y a voz en grito, la canción que ellas representaban:
Mujer contra Mujer.

Anuncios

2 comentarios sobre “Amigas y más

  1. Bueno, la verdad es que todos estos relatos tienen algo más en común, la unión u oposición de pares. En este caso, has ido más allá de la pura acrobacia, uniendo las vidas de las acróbatas, y no solo eso, sino la de sus madres, reconciliadas por el destino de sus hijas.
    Rizando el rizo, valga el símil circense, ja ja
    Muy bueno, Manoli. Y por hoy, me despido ya, je je. Mañana más.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón en lo que mencionas de la dualidad, la unión y oposición de pares, Isidoro, es verdad que es algo recurrente en mis textos. Me gusta crear personajes un poco al límite y enfrentarlos con otros más previsibles a los que terminan por romperle los esquemas. Es el juego de la escritura, esa increíble capacidad de transgresión que permite después llegar a la reflexión. En mis tiempos la filosofía era una de mis asignaturas predilectas, jaja, puro desbarre que dirían otros :p

      Besiños

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s