Síndrome pandémico

 

Los entresijos de la mente son inexplicables, nadie puede predecir el momento en que se tuerce la buena disposición, el talante cambia y el caos se precipita. Se dice a menudo que los niños son esponjas que absorben todo lo que sucede a su alrededor y lo traducen. Cuando Esther y su marido, Thomas, perdieron su granja y tuvieron que sacrificar a las reses enfermas, intentaron mantener a su hija, Cándida, al margen de lo que pasaba; por lo que la sorpresa de los adultos fue mayúscula el día en el que descubrieron, en la parte de atrás del lugar, todas y cada una de las muñecas de la niña colgadas.

 

                                                                                              MVF ©

 

Texto elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/05/05/viernes-creativo-escribe-una-historia-185/#comments

Anuncios

4 comentarios sobre “Síndrome pandémico

  1. Término el día y empiezo de nuevo contigo, Manoli. Si resulto pesado me lo dices, ja ja
    Estaba viendo la página en el móvil y la vista no me alcanzaba para ver lo que tu relato describe. No se porqué, me dio por ampliar la imagen. Algo me decía que, un detalle tan extraño como el de las muñecas colgadas, podías no haberlo inventado. Y allí estaban. Una vez más, es como si, más que ver el texto como una descripción de la imagen, ésta estuviese puesta para ilustrar tu historia. Dramáticamente visual en este caso, los niños reproducen a su escala aquello que perciben
    Que tengas un buen día. Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Todo lo contrario, Isidoro: es una gozada ver todos tus comentarios seguidos, jaja 🙂 Me hace pasar por mis micros y repasarlos a modo de resumen de lo que voy haciendo. No suelo volver mucho sobre lo que escribo y cuando lo hago siempre descubro algún detalle que no vi en su momento, por lo que es un aprendizaje continuo.

      Esta imagen que nos propusieron en una página, requería una explicación y yo procuré tirar del hilo y “ver” más allá de las paredes y esto fue lo que salió. Crear es echar mano muchas veces, sino todas, del imaginario común, ese banco que se nutre de instintos, emociones, y respuestas humanas.

      Feliz verano, feliz lectura, y gracias por leerme.

      Besazos

      Me gusta

  2. Desde luego la locura y la miseria es contagiosa. Fantástico micro, Manoli. La verdad es que como soy un cegato no me había fijado en la foto hasta leer el comentario de Isidoro. Bueno, es igual porque la imagen que sugiere el texto es mucho más potente. Aprovecho la ocasión para desearte una maravilloso verano lleno de inspiración y letras, aunque de ambas cosas andes sobrada. Un fortísimo abrazo, querida Manoli.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, David!! Me alegro de que te haya gustado el micro. La verdad es que este año he estado inmersa en el mundo de los microrrelatos y estos pequeños ejercicios me han motivado mucho. Ahora toca recargar las pilas e intentar cambiar de registro, a ver si consigo ponerme con algo más largo.

      También yo te deseo que tengas un buen verano, en el que descanso e inspiración vayan a la par, aunque estoy segura de que esta última va siempre a tu lado.

      Besazos 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s