El viento que no se va

El viento que no se va

Desde que éramos niños, padre siempre contaba que tenía un viento en el corazón. Nos decía también que ese viento era a la vez su espada y su salvación. Su espada, porque  por mucho que se escondiese, el viento siempre conseguía encontrarlo, y sabía de cierto que algún día, cuando estuviese desprevenido haciendo equilibrios en el hilo de la vida, este soplaría tan fuerte que se lo llevaría consigo. Su salvación, porque gracias a su impulso conseguía sentirse vivo y volar tan alto como sus alas le permitían,  capturando el aroma de las horas y guardando la esencia de los instantes mágicos, como los que vivía a nuestro lado.

Siempre que sucedía algo extraño en casa o desaparecía cualquier cosa, todos echábamos la culpa al viento de papá, que lo revolvía todo a su paso. Nos acostumbramos tanto a su presencia que no lo oímos cuando comenzó a soplar más y más fuerte, pues para entonces el viento ya era nuestro amigo, uno más en nuestra familia que se sentaba con  nosotros a la mesa, y nos acompañaba en nuestro caminar.

Recuerdo que una noche hubo una gran tormenta y el viento se puso pesado hasta hacernos rabiar. Yo estuve a punto de levantarme y decirle a papá que sujetase el suyo con fuerza no fuese a armar algún estropicio, pero tuve la cobardía de quedarme bajo las sábanas, contando los truenos que caían y rezando a Santa Bárbara para que cesase el temporal.

Por la mañana nos despertó el llanto de mamá. Mi hermano y yo corrimos hasta su habitación amedrentados y la vimos sentada en la cama, cubriéndose el rostro con las manos. El balcón estaba abierto, y una brisa suave y fresca entraba por todo el cuarto, pero no vimos a papá. Únicamente sus zapatos, negros y relucientes, al pie de la baranda, nos indicaban que esta vez había volado de verdad.

 

 

MVF

Relato elaborado bajo el lema: viento, propuesto en Zenda libros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s