Muros y trenzas

Desde lo alto de la torre veo a los depredadores, como los llama ella, rondando la fortaleza inexpugnable. Tengo los cabellos resistentes y tan largos que parece que llevo una capa a la espalda. Se me ocurre trenzar varias cuerdas esta noche. Cuerdas con nudos corredizo que atrapen. También una cuerda para deslizarme. Pienso que, después de todo, ha valido la pena dejar que mis cabellos crecieran. Desde la ventana advierto como la noche se acerca. Rápidamente, preparo todas las cuerdas y me deslizo con cuidado apoyando mis pies en los nudos hasta que… ¡estoy fuera!

A la mañana siguiente el reino amaneció consternado. Rapunzel no estaba en la torre. Y de sus cabellos, convenientemente trenzados y dispuestos, pendían atrapados por la cintura numerosos guerreros esperando a que sus madres y hermanas, acudiesen en tropel a rescatarlos.

Manoli VF©

Relato elaborado con motivo del día contra la violencia a la mujer, elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja:

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/11/24/viernes-creativo-escribe-una-historia-215/comment-page-1/#comment-6550