El octavo mandamiento

juramentojpg-2_1024

Dicen que negro es pecar, y que negra es la boca del infierno. Negra la oscuridad y la infamia. Mundo negro. No peca. Jura. Jura y perjura que no lo conoce. Y no miente. No miente porque el sujeto que está sentado en el banquillo no es el que él conoció. No es su compañero de trabajo y compadre de juergas. No. Ese tiene las manos manchadas y el alma más negra que el carbón. Y piensa si en el infierno los carbones se encenderán para arder eternamente o serán ceniza sobre ceniza. No miente. Él lo vio. Lo vio cometer actos que jamás le atribuiría. Ese es un asesino –responde. No es mi amigo. No.

 

Texto basado en la imagen, elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja

 

 

Anuncios