El casting

Mire, señor juez, el método de selección era raro, pero lo que se dice raro raro, y sino dígame que haría usted. Permítame la licencia y póngase en mi lugar: yo tenía que improvisar una escena con los elementos que había en la habitación. ¿Y qué había? Pues una tele y una americana colgada en una percha. ¿Qué diantre iba a hacer yo sino el papel que hice? Me puse la chaqueta, agarré la tele y eché a correr. Por este orden. Y en esto que oigo las sirenas de la policía detrás de mí, y me digo: genial chico, te han dado el papel y ya estás dentro de la película, eres el puto caco y toca correr y ahora aparece un juez, que es usted mismo, con su venia, y me pregunta qué por qué robé la tele y mire, yo ya improvisé mi escena, ahora ¡Denme el guión de una vez!

MVF©

Texto basado en la imagen elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja