Despistes

Me busqué por toda la casa sin saber donde había dejado la cabeza, qué había sido de mis piernas ni dar con mis caderas por ningún lugar. Harta de no encontrarme, me dirigí al cuarto de la colada para darme un baño de color. Fue al abrir la puerta de la lavadora cuando mis piernas asomaron y pude ver mi cabeza, al fondo, desorientada y confusa como si el centrifugado fuese su primera vez.

MVF©

Minificción para los viernes creativos de El Bic Naranja (WordPress)

 

Reinicio

Enciende siempre la luz antes de que suene el despertador. Su reloj interno no se fía de las máquinas y tiene su propio horario. Vence la resistencia a levantarse recordando los días en que, sin saber cómo, se levantó. Alza la persiana para estirar esa rendija de claridad que infunde vida a la vida y, al abrir los cristales, respira la confianza del día en blanco para poder avanzar.

MVF©

IV Semana de septiembre en la web solidaria Cinco Palabras, que nos deja esta vez el escritor Luis Montero y son:

Luz, despertador, resistencia, vida y confianza.

 

Piel contra piel

Siempre en esta lucha ❤

 

Nunca fui una sirena. Mis branquias son los poros de mi piel. Guardo quilos de oxígeno en recuerdos. Tus besos son la única vacuna contra el frío, contra las picaduras de medusa, contra el fondo del mar por descubrir. No tengas miedo entre mis brazos, tienen la fuerza que en su día me brindaste tú. Atesoran recuerdos en sus músculos, son frágiles pero se vuelven juncos en el agua, echarán sus raíces junto a ti y flotarás entre ellos, amor mío, tu piel es ya mi piel. Y ahora que somos uno, no te olvides, estoy dónde tú estés.

MVF©

Al amor de mi vida, hoy, ahora, más que nunca ❤

Texto inspirado en la foto propuesta para los viernes creativos (El Bic Naranja/WordPress)

El legado

Mi abuelo amaba el campo y, cuando mis padres y yo íbamos a visitarlo, me gustaba jugar a buscarlo en sus lugares favoritos: la era que estaba bajo la casa, el jardín lateral en el que crecían hortensias y rosales, o en la cima de la colina desde la que se divisaba toda la aldea en su esplendor. Fue en esa cima donde el abuelo, que tenía en propiedad un pequeño trozo de terreno, selló un pacto conmigo para dejarme un lugar y un cobijo para cuando faltase él. Entre los dos plantamos un árbol que elegimos con cuidado, entre las especies más frondosas de la región. Hace ya muchos años que el abuelo partió en su último viaje y yo, cuando quiero recordarle, me siento a la sombra del gran árbol y diviso la aldea mientras me parece oír los consejos que me dió entonces para hoy.

MVF©

Micro basado en la ilustración de  Łukasz Kubiak, elaborado para el espacio Viernes Creativo de El Bic Naranja

 

 

Un asiento entre el temblor

 

Dame una silla, un momento,
para sentarme ante el mar,
ante el horizonte eterno,
ante el alba que comienza a clarear
dame un sorbo de silencio
dame un instante de paz
dame un poquito de aliento
dame aire que respirar
Dame una silla, un momento,
dame luz para alumbrar
dame un reloj que amplíe el tiempo
dame esperanza al mirar
dame valor ante el miedo
dame en el caos serenidad
Dame una silla, un momento,
para sentarme ante el mar.

mvf©

Cuando el ala del beso se desdobla

Cuando arriba la marea a la garganta

las palabras son peces que boquean
peces sin branquias ni pulmones
peces ahogándose en su propia flema.

Cuando el viento flagela impío la espalda
las piernas tiemblan, sin querer se doblan
y es ayer en todas las esquinas
y el hoy clava su espina en el ahora.

Cuando hiere la luz en los latidos
Cuando el beso destila su corola
Cuando todo no es nada y gira el mundo
Cuando el cielo se llena de palomas

Se aprende a caminar sobre la mar
y el viento carga el peso de tu sombra.

MVF©

01/09/2019