Un asiento entre el temblor

 

Dame una silla, un momento,
para sentarme ante el mar,
ante el horizonte eterno,
ante el alba que comienza a clarear
dame un sorbo de silencio
dame un instante de paz
dame un poquito de aliento
dame aire que respirar
Dame una silla, un momento,
dame luz para alumbrar
dame un reloj que amplíe el tiempo
dame esperanza al mirar
dame valor ante el miedo
dame en el caos serenidad
Dame una silla, un momento,
para sentarme ante el mar.

mvf©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s