Deconstrucción

Cuando llegó el momento de marcharme a otra ciudad decidí desmontar mi casa. Tal como había hecho para construirla comencé por quitar las tejas, para ir descendiendo hasta el armazón. Confieso que las vigas del ático me llevaron algo de tiempo, al igual que el suelo, que hube de ir devastando por capas para hacer rampas y bajar al piso inferior. Para derrumbar las paredes de los tabiques hube de tomar medidas especiales y ayudarme de un arnés. Los muebles los reciclé todos plegándolos por módulos y empaquetándolos con cuidado en un archivador.

Cuando por fin hube terminado, metí la casita en mi maletín portátil y subí al avión.

MVF ©

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s