Los regalos ocultos

Para esta foto propuesta por el colectivo ‘Valencia Escribe’ en un día tan especial como el de hoy, he escrito mi especial propio (no es un relato, ni un poema, ni un micro, ni nada que se llame literario o se pueda etiquetar):

Todas las cosas (pocas) que no te dije
pero leíste en mis ojos, en mis manos,
en mis silencios, son, acaso, las mismas
que tú no me dijiste, las que guardaste entre tus manos, en tu pecho, y quisieras
haberme dicho.
Todas las cosas que no quise decirte y que te dije por no saber retenerlas a tiempo
(y el destiempo es como un asaltante de caminos) son, acaso, las mismas que tú me dijiste sin querer, sin pensar en decírmelas.
Todas las cosas que olvidé en el armario para dártelas, cual tesoros de un cofre protegido, son, acaso, las mismas que guardabas para dármelas en tu secreto cofre, siempre oculto.
Todas las cosas que no hallamos, todas las cosas que perdimos, se conservan ahora en nuestros cofres, esperando el momento de reunirlos.