Viaje sin parada

 

 

Resultado de imagen de imágenes de mansiones en ruinas
Foto: voyageaddicted.file(wordpress.com)/2014/01/casa-abandonada-en-mechuque_jose-ferri.jpg

 

Hoy he viajado en el tren de la memoria. Los abetos que rodean el sendero lucían llenos de luces y cintas de navidad. Las águilas que custodian la inmensa cancela estaban engalanadas con coronas de acebo. Desde la entrada, bajo el contraste de sombras del atardecer, pude ver que las luces de la casa comenzaban a encenderse. Tu habitación, con las cortinas de encaje y la lámpara de perlas tenía la luz prendida. Te imaginé, con tu carita de niña enmarcada por el negro azabache de tu pelo, tus ojos azules como el cielo a mediodía. Por un momento, el tren se detuvo y estuve a punto de bajar. Pero la memoria no es lineal y se desplaza, caprichosa, de uno a otro lugar, conjuga tiempos jugando con nuestro corazón y, mirando de nuevo por las ventanas del tren, pude ver el sendero abandonado, los abetos fundidos con la vegetación, las águilas llenas de madreselva, la cancela cubierta con la herrumbre del olvido, la casa en ruinas y tus ojos, cerrados para siempre en el camino.

Texto elaborado para ENTC (Esta noche te cuento) bajo el lema: Viajes y viajeros.

http://estanochetecuento.com/viaje-sin-parada-manoli-vf/

De elfos y niños

 

La imagen puede contener: una o varias personas
Foto: Raquel Rodríguez Suárez

Tan pronto como llegamos a la casa de la laguna, Rubén comenzó a hablar de sus nuevos amigos. Siempre que estaba alegre decía que andaba cerca Lucas, y si mostraba el ceño fruncido echaba la culpa a Lili, la pequeña bruja que vestía de negro. Su fantasía era tan grande que no paraba de dar detalles sobre los niños: que si Lucas vestía pololos blancos y gorro cónico, mientras Lili llevaba encajes negros y tocados en el pelo; que si los dos habitaban en la laguna y se materializaban al tomar contacto con el agua, que si eran niños por el día y por la noche elfos… La verdad, ni yo ni mi marido, le hicimos caso, hasta que sacamos aquella foto cerca del lago.
Encapsulados, cual un par de duendes en una burbuja, vimos entonces a Lili y Lucas, con las extrañas ropas que describía Rubén, flotando en una gran gota de agua.

Texto basado en la imagen elaborado para el espacio Viernes Creativos de El Bic Naranja

 

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/07/28/viernes-creativo-escribe-una-historia-197/

Amargo café

Pintura: La autómata (Edward Hopper)

En algún café del mundo el tiempo se detiene. Una mujer bebe, a pequeños sorbos, el líquido negro y amargo. Hay alguien que la mira, que se pregunta qué piensa y observa sus autómatas movimientos. Pero la mujer no se da cuenta porque ya no está allí. Está esperando a que pase este momento en el que no tiene adónde ir. Pagará el café, en el instante siguiente,  y continuará su rumbo por las calles, pero no podrá recordar nunca el nombre de esta cafetería en la que su alma autómata se detuvo para tomar aliento.

Ejercicio basado en la imagen elaborado en el grupo: Nosotras escribimos.