Muros y trenzas

Desde lo alto de la torre veo a los depredadores, como los llama ella, rondando la fortaleza inexpugnable. Tengo los cabellos resistentes y tan largos que parece que llevo una capa a la espalda. Se me ocurre trenzar varias cuerdas esta noche. Cuerdas con nudos corredizo que atrapen. También una cuerda para deslizarme. Pienso que, después de todo, ha valido la pena dejar que mis cabellos crecieran. Desde la ventana advierto como la noche se acerca. Rápidamente, preparo todas las cuerdas y me deslizo con cuidado apoyando mis pies en los nudos hasta que… ¡estoy fuera!

A la mañana siguiente el reino amaneció consternado. Rapunzel no estaba en la torre. Y de sus cabellos, convenientemente trenzados y dispuestos, pendían atrapados por la cintura numerosos guerreros esperando a que sus madres y hermanas, acudiesen en tropel a rescatarlos.

Manoli VF©

Relato elaborado con motivo del día contra la violencia a la mujer, elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja:

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/11/24/viernes-creativo-escribe-una-historia-215/comment-page-1/#comment-6550

Anuncios

Todos los lugares

 

Fuente de la imagen: //madridfotoafoto.blogspot.com.es/2008/03/los-msicos-callejeros.html

 

¿Quién no ha soñado con regresar a algún lugar en el que ya estuvo? En sueños siempre se vuelve para realizar aquello que hemos dejado inconcluso. Se vuelve para ayudar a cruzar la acera a una mujer mayor. Para entrar en aquella tienda. Para echar unas monedas a aquel músico con los ojos llenos de frío. Se vuelve para aceptar una invitación. Para anotarse al horario de clases nocturno. Para visitar aquel museo que estaba cerrado y buscar aquel cuadro que querías contemplar con todo el tiempo del mundo. Por eso es cierto que seguimos en todos los lugares de los que nos hemos ido, haciendo todas las cosas que dejamos por hacer entonces, cuando pensábamos que ya habría tiempo de volver.

MVF©

 

Texto elaborado para los Viernes Creativos de El Bic Naranja

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/11/17/viernes-creativo-escribe-una-historia-213/comment-page-1/#comment-6536

 

 

LA CASA DE LAS HERMANAS

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, árbol y exterior
Fotografía de Hellen Van Meene

Cuentan que primero eran dos. Dos chicas lánguidas y delgadas. Podían verse sus siluetas al caer la tarde, paseando descalzas por la parte de atrás de la casa. Decían que el monstruo las había enterrado en el jardín, bajo la mirada helada de su madre. La propiedad estuvo mucho tiempo en venta sin que ningún posible cliente se atreviese siquiera a visitarla. Hasta que llegó Peter con su hija, una joven tímida que apenas tenía amistades. La niña se identificó tanto con las anteriores jóvenes, que pronto comenzó a vérsela al caer la tarde paseando descalza por la parte de atrás de la casa…

 

MVF ©

Texto elaborado para los Viernes Creativos de  El Bic Naranja

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/11/10/viernes-creativo-escribe-una-historia-212/

 

 

El sabor de casa

No hay texto alternativo automático disponible.

Las mañanas en casa de mis abuelos no se parecían en nada a las otras mañanas. Lo primero que notaba al despertar era que olía distinto. Siempre había un olor a nuevo,  a día recién estrenado. Después venía el ruido, el lejano trajín de los vecinos en las calles y el sonido cercano de pasos en la cocina. Ese ¡Buenos días! compuesto por leche de cabra con cola cao, un sabor único que alcanzaba su clímax en la taza blanca de la alacena, y  sabía a gloria al lado de los troncos que ardían en el suelo, creando figuras a contraluz con sus oscilantes llamas. Nunca más he vuelto a beber una leche tan cremosa, tan suave, tan cara…

 

Microcuento elaborado en el blog grupal de escritura creativa Nosotras, que escribimos, bajo la premisa del sabor: Umami (sabroso, único, auténtico)

http://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/11/el-sabor-de-casa.html

Bajo la morera

 

Imagen: elhogarnatural.com

El otro día una mujer me recordó a Karen. Tenía los mismos ojos almendrados y se movía ondulando las caderas como ella. A punto estuve de preguntarle su nombre cuando oí que alguien la llamaba. No era Karen. No volví a verla después de aquel verano, en el que nos hicimos amantes bajo la morera que había en la finca de sus abuelos. Recuerdo el sabor de su boca llena de azúcar, sus pechos que sabían a mermelada. Déjame coger las moras, pedía, riéndose bajo mis besos,  mientras yo la besaba más todavía. Sus ojos eran dos brasas que incendiaban mis sentidos, su cintura un dulce veneno que me mataba. Morir. Resucitar. Sufrir. Amar. Tal era la noria en la que girábamos.

Todavía hoy, cuando llega el tiempo de las moras, se me estremecen las entrañas.

MVF©

Texto elaborado en el blog grupal de escritura creativa Nosotras, que escribimos, bajo la premisa de: Sabor dulce.

https://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/10/bajo-la-morera.html

Des-encanto

Frase de arranque: Llegaba tarde a todas partes. De las comidas, alcanzaba sólo a probar los postres. De las películas, los finales.

Elogio de la impuntualidad / Fernando León de Aranoa
(Aquí yacen dragones)

Llegaba tarde a todas partes. De las comidas, alcanzaba sólo a probar los postres. De las películas, los finales. El día en que iba a casarse se retrasó tanto, que su novio se cansó de esperarla. No conseguía continuidad en ningún trabajo, porque llegaba casi a la hora de echar el cierre. A pesar de contar con varios despertadores, no lograba desprenderse del gafe de la tardanza. Siempre había atascos cuando iba en coche, imprevistos cuando iba andando. Con el paso del tiempo, se dio cuenta de que había llegado  tarde a su juventud, al amor, a la dieta, a las vacaciones,  incluso a la jubilación, y, desesperada, decidió adelantarse para no llegar también con retraso a la muerte, ya que el tren de la vida había agotado sus pasajes. Cuando ya lo tenía todo preparado, sintió un súbito dolor ascendiendo desde el centro del pecho y comprendió que, una vez más, su destino le había tomado la delantera.

 

Texto elaborado en el blog grupal de escritura creativa Nosotras, que escribimos

https://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/10/des-encanto.html

La lente/ La captura

Noah Karris.png
Foto: Noah M. Karris

LA LENTE
Te recuerdo siempre con tu cámara, fotografiando cada momento. Con tu lente enfocando la vida. El objetivo era el camino, la risa, la lluvia, o yo misma. Yo misma inmortalizándote, haciendo fotografías.

LA CAPTURA
La lente registra el presente y lo inmoviliza, atrapa el tiempo con su patina de nostalgia y lo enmarca. Pero el ojo que mira a través del ojo de la cámara no sabe que, en ese preciso momento, otro ojo que mira, dispara.

 

Micros elaborados para la sección Viernes Creativo de El Bic Naranja:

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/08/25/viernes-creativo-escribe-una-historia-201/comment-page-1/#comment-6348

https://www.facebook.com/groups/101042810429852/permalink/132381143962685/

https://www.facebook.com/groups/101042810429852/permalink/132398797294253/

En el reverso

Busqué mis ojos, que se habían quedado prendidos en los suyos cuando  los cerró. De repente, en el mundo se hizo un gran agujero, por el que me sentí caer llamándola. La encontré, en el anverso de los poemas, en el reverso de la vida, en la muerte que viví sin ella para aprender a sentirla. ¿No veis sus manos abrirse en las alas de aquella paloma? ¿No sentís el poso helado de sus labios en la mañana? No. No. Tampoco yo. De hecho, solo la siento cuando yo no estoy. Cuando bebo la vida ardiente que me embruja y me siento caer. Hay un abismo dentro de nosotros que es un mar negro lleno de ojos, que solo vemos al cerrar los nuestros.

©Manoli VF

Texto elaborado para la sección Viernes Creativos de El Bic Naranja

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/08/11/viernes-creativo-escribe-una-historia-199/

https://www.facebook.com/groups/101042810429852/permalink/129277287606404/

Mutantes

La imagen puede contener: 1 persona
Fotografía de Pedro Riverol Sicilia

                                                                                 

Los Sin Rostro comenzaron a surgir entre nosotros sin que nos diésemos cuenta. En la era cibernética y con una civilización dominada por los avances tecnológicos, poco tiempo había de fijarse en los rasgos, cada vez más igualitarios, de nuestros semejantes. La consecuencia surgió como una mutación natural hacia la nueva realidad virtual que nos envolvía. Los chips de nuestros cerebros se sincronizaron con los chips de nuestros dispositivos móviles que, de tanto usarlos, acabaron convertidos en apéndices de nuestro cuerpo; una extensión más en la que los ojos físicos fueron perdiendo consistencia hasta desaparecer. Los nuevos maniquíes, mucho más prácticos y mejorados, comenzaron a circular hasta que su presencia fue masiva. Ahora, los antiguos humanos, con rasgos distintivos y corneas, luchamos en franco riesgo de extinción, por sostener nuestra habitabilidad en un mundo cambiante que muta a cada paso que damos.

                                                                                         ©MVF

 

Texto basado en la imagen, elaborado para los Viernes Creativos de Ana Vidal (El Bic Naranja)

https://elbicnaranja.wordpress.com/2017/08/04/viernes-creativo-escribe-una-historia-198/comment-page-1/#comment-6302

https://www.facebook.com/groups/101042810429852/permalink/127724614428338/