Próximo destino

Cuadro: Habitación de hotel (Edward Hopper)

Hace calor. Aún no he dejado de ser Eilen. Miro la guía de viajes y los diferentes horarios. Próximo destino: Chambéry. Estación de Challes-les-Eaux. Catorce horas desde Madrid y transbordo a mitad de camino. Podría coger el avión hasta el aeropuerto de Lyon, pero necesito ese tiempo. No tengo prisa. Me gusta el tren, aprovecharé para embeberme de información sobre el lugar. También para despojarme del recuerdo de Glasshouse, de la sumisa voz de Eilen y su triste peinado… Hace calor. Espero verme bien con el pelo claro. Después de una semana aquí aún me siento sin fuerzas. Lo peor es siempre este momento, en el que me despido de mi misma. Mañana olerá a nuevo y todo volverá a comenzar: Eilen, Alice, Verónica, Janet, María… todas ellas habitan en mi piel, transpiran por mi cuerpo y asoman a través de mis ojos. Hace calor. He de prepararme para esta cita a ciegas. Otro lugar. Otros rostros. Hasta que, al fin, llegue el día en que decida quedarme y ser solo una. Ahora me llamo Denise. Algún día me llamaré Aurora…

©Manoli VF

Texto basado en la imagen, elaborado para el blog de escritura creativa Nosotras, que escribimos.

http://nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es/2017/03/proximo-destino.html

 

 

 

 


 

A través del cristal

I

A través del cristal la noche cae. Las sombras tocan las copas de los árboles y las visten de negro. Alicia, que ha perdido la cuenta de las horas, ve una luz a lo lejos. Una ventana, como un faro en mitad de la oscuridad. Avanza hacia el resplandor sin preguntarse si es una ilusión, porque no queda tiempo para las preguntas. Está allí, al fondo, una luz, que parece desdibujarse a medida que avanza. ¿Dónde estaba?

   II

Se resiste al sueño, sigue buscando en el mar de la nada historias para sacarlas a la luz. Es muy tarde. Solo queda la luz de su habitación, recortándose en mitad de la noche. Le parece oír algo, pero no es más que una de esas voces surgidas de su imaginación. Un ruido, como un leve tintineo en el cristal, le hace mirar el reloj de la pantalla del ordenador: es la una y veintiocho de la noche. Hora de dormir.

   III

Alicia llega, casi extenuada hasta la ventana. Intenta alargar sus brazos que no son, en mitad de la noche, más que sombras dentro de más sombras. Le parece que está llegando hasta el cristal, cree ya sentir el roce frío de su superficie en la yema de los dedos, e intenta llamar con los nudillos medio congelados; pero entonces, la luz se apaga, y ella se queda perdida en su sueño.

 

 

El juego

untitled-png-viernes-creativo 

Ilustración: Laura Zalenga

 

EL JUEGO

A la niña le encantaba jugar siempre al mismo cuento e inventaba mil excusas para ponerlo en práctica. El bueno de Pipo siempre la seguía en sus juegos y, aquella mañana no se quedó atrás; con la lengua fuera salió corriendo detrás de ella al verla coger la gabardina roja de la novia de su padre. Había salido descalza para no hacer ruido y sólo su hermano pequeño la vio pasar desde su ventana. Para la hora del desayuno los dos niños esperaban sonrientes sentados a la mesa de la cocina, mientras la gabardina roja lucía ondeando al viento sobre el hombre de paja plantado en medio del trigal del vecino.

Relato basado en la imagen.  Publicado en la sección Viernes creativo del blog El bic naranja.

https://elbicnaranja.wordpress.com/2016/10/07/viernes-creativo-escribe-una-historia-160/

Caldo de cultivo

Caminaban a ciegas, uno tras otro, y solo un poco antes de llegar al abismo les cayeron las vendas de los ojos, apenas con el tiempo justo de ver que la inmensa caldera en la que iban a ser arrojados era la misma que surtía de sopa a sus hijos.

 

Micro publicado en la web Cincuenta palabras (29/09/2016)

http://www.cincuentapalabras.com/2016/09/caldo-de-cultivo.html

ESPEJOS

La seguí porque emanaba un aire de misterio irresistible. Quería saber quién era, dónde vivía, qué costumbres tenía. La perseguí toda la noche y de madrugada desistí. Extenuada, tomé un taxi a casa, pagué el trayecto, y, al marchar el coche, vi pasar su reflejo a través de los cristales.

 

Micro publicado en la web Cincuenta palabras  (17/08/2016)

http://www.cincuentapalabras.com/2016/08/espejos.html

 

Princesas y otros diablos…

Princesitas vestidas de blanco

con las manos negras

suaves caritas de ángeles

manchando paredes.

Princesitas de misa inclinando

cabezas que mienten.

Ponzoña en sus dedos.

Ponzoña en sus almas.

Ponzoña en sus mentes.

Recibiendo alabanzas y honores

mientras esconden

la piedra y la risa siniestra

cuando pasa gente.

 

 

 

Abstracto

Bella reseña de una compañera…gracias, Verónica.

Mil Cuentos de Amor

Con un lenguaje rico y pinceladas armoniosas, Manoli traza para nosotros los anhelos de un alma antigua. Magia, pasión y profundidad; todo esto y más despiertan sus escritos en nuestros corazones.

Hoy tengo el gusto de presentarles este hermoso poema que mi querida compañera ha tenido a bien compartir conmigo. Espero que lo disfruten como le he disfrutado yo y los invito a que visiten su blog: http://www.lascosasqueescribo.wordpress.com

Gracias Manoli.

look-68678_960_720ABSTRACTO

Enmárcame el desnombre de las cosas.

Quiero un cuadro

que me muestre el paisaje en el que habita

la urdimbre indefinida de las horas.

Esa trama tejida en lo invisible

que no alumbra la luz pero pervive

dentro de la mirada.

Me cansan las presencias definidas,

la cáscara vacía del lenguaje.

Hay otra voz que expresa, ilimitada,

lo que en esta no cabe.

Y es lo innombrable, lo que a mí me habita,

ese invisible soplo de la carne

que…

Ver la entrada original 32 palabras más